Viajes por el Mundo

CATAROS

USSON

USSON

_

A la confluencia del Aude y del Bruyante, en la cima del acantilado rocalloso, se erigen lo que queda de las murallas del castillo de Usson, Antano, esta fortaleza controlaba los dos valles, el del Rusillon y el de Donezan. El castillo esta en un estado lamentable. Las murallas derrumbadas están recubiertas por una abundante vegetación. En este conjunto de piedras se llega sin embargo a distinguir el sistema de defensa, muy elaborado, del castillo, así como la puerta y el camino de acceso. Las ruinas dejan entrever que la edificación fue varias veces modificada y que estas modificaciones se realizaron entre el siglo XVII y el siglo XVIII. El castillo de Usson fue mencionado por primera vez en un documento del siglo XI. Pertenecía a la familia de los Alion. Esta familia estaba fuertemente implicada en el movimiento cátaro e incluso durante el sitio de Montsegur las relaciones no fueron interrumpidas. Después de la hoguera del 16 de marzo de 1244, los cuatro perfectos que habían recuperado el tesoro de Montsegur se refugian en Usson. Mathieu, uno de los perfectos que había ocultado el tesoro unos meses antes, también se encuentra en Usson. La región de Donezan pasa a la corona de Francia en el siglo XVII. Luis XIII instala en este un caballero y una guarnición muy numerosa. En 1711 Luis XIV venderá el castillo a un descendiente de la familia Usson, que procederá a efectuar sendas modificaciones. Confiscado durante la revolución francesa, el castillo será vendido como bien nacional. Después será despojado por los habitantes del valle, que vienen en busca de piedras para construir sus hogares.