Viajes por el Mundo

CATAROS

NARBONA

NARBONA

_

La antigua capital de la Galia Narbonensis, la ciudad que fundaran los impenitentes romanos con el nombre de Narbo Martius, se sometió sin combatir tras conocer la masacre realizada por los cruzados en Beziers. La herejía catara nunca estuvo excesivamente implantada en esta zona; sin embargo vale la pena detenernos aquí, no solo porque en las inmediaciones se encuentra la abadía de Frontfroie, sino porque la ciudad es rica en lugares que interesaran al turista sensible que busca ecos del ayer. Fue Narbona la ciudad mas poblada de Francia en tiempos del Divino Augusto.


_

Su fundación se remonta al 118 a.c. Un decreto del Senado romano plasmo la voluntad política de crear esta colonia mediterránea. En el año 27 a.c., Augusto dio el nombre de Narbona a la provincia en torno a la cual se encontraba enclavada la floreciente colonia. Durante un corto periodo Narbona fue, luego, capital visigoda. Apenas 30 años la situaron bajo el dominio musulmán. Carlomagno creo el Ducado de Gothia con Narbona como capital.


_

La influencia judía fue enorme, hasta el punto de que Pipino el Breve les dio el mando de una parte de la ciudad en el 768. Se sabe muy poco de este episodio, tan solo que a principios del siglo VIII los musulmanes cruzaron los Pirineos y ocuparon la Septimania (literalmente -siete ciudades-).


_

La presencia islámica se prolongo del 720 al 759 y para ellos la plaza de Narbona fue muy importante.


_

Las desgracias de la guerra de los Cien años, el cambio de curso del río Aude y las epidemias de peste, junto a la expulsión de los judíos, marcaron el ocaso de la ciudad. Para colmo las tierras de aluvión bloquearon la dársena de Narbona y la orilla se alejo.