Viajes por el Mundo

CATAROS

MIREPOIX

MIREPOIX

_

Antes del cristianismo, Mirepoix se llamo Beli Cartha, es decir, Ciudad Luminosa. Beli es también el dios pirenaico Abellio, y este es, en palabras de Otto Rhan, uno de los avatares del Apolo luminoso. En esta tierra vivió Pierre Roger de Mirepoix, del linaje de los Belissen, ultimo defensor de Montsegur. Estamos pues en una plaza de primer orden de la iglesia catara. Cincuenta años antes de que ardiera la pira de Montsegur, los enviados del papa ya tenían la convicción de que la nobleza de Mirepoix apoyaba -y no precisamente de forma velada- al catarismo


_

En 1206 tuvo lugar un concilio cátaro que reunió a varios cientos de -perfectos-; por entonces la nobleza caballeresca de la ciudad, empezando por sus mujeres, ya había recaído la iniciación catara.


_

Esta nobleza aporto a la herejía no solo a sus mejores hombres y mujeres, sino además una riada de fondos que les permitieron abrir cierto numero de establecimientos en la villa. Esta implantación hizo que cuando la ciudad se entrego a Montfort sin resistencia, la ocupación fuera tan fácil como ficticia. En 1223, poco antes de que entraran en la ciudad Raymond Roger de Foix y sus caballeros occitanos, los habitantes de Mirepoix se sublevaron y expulsaron a los francos. Las represalias que siguieron cuando la ciudad fue reconquistada por los señores del norte fue terrible. La ultima catara nacida en esta mirra fue condenada en 1318.