Viajes por el Mundo

CATAROS

CARCASONA

CARCASONA

_

No creo que exista en Europa otro conjunto de defensa tan completo y tan formidable- Así se expresaba Viollet-le-Duc después de haber restaurado la fortaleza.


_

Pensamos que habría que decir -en el mundo-, pues este conjunto medieval es único en realidad. La pequeña aldea gala fue convertida en ciudad romana fortificada que se construyo en lo que es hoy el recinto interior.


_

Durante los siglos V y VI, los visigodos y luego los árabes, de 725 a 758 habitaron este sitio privilegiado. Es la dinastía de los Trencavel que le permitió adquirir su máximo esplendor. Son ellos quienes edifican el castillo condal en 1130 y, algunos anos mas tarde, la catedral Saint-Nazaire. Llegan después los anos sombríos de la cruzada contra los Albigenses.


_

Encerrado en la ciudadela, Raymond Roger Trencavel, en julio de 1209, después del saqueo de Beziers, debe resistir a los ataques de los cruzados. La falta de agua y de alimento lo obligan a negociar. Capturado traidoramente, es encarcelado y asesinado unas semanas mas tarde. Simón de Montfort, nombrado Vizconde de Beziers y de Carcasona, instala su cuartel general en Carcasona.


_

En 1229 el reino de Francia suprime el vizcondado y lo incorpora al poder real, transformándolo en senescalía, administrada por representantes de la corona. El joven Raymond Trencavel, ultimo de la dinastía, trata de retomar el castillo hacia el ano 1240. Reúne un ejercito en las Corbieres y pone sitio al castillo. Cuando esta a punto de ganar la batalla definitiva, es atacado de sorpresa por su retaguardia y debe resignarse a tomar el camino del exilio. Después de estos acontecimientos, que han dejado entrever las fallas en el sistema de defensa, la ciudad es transformada en ciudadela inviolable. Se restaura el recinto y se le dota de dos torres. Se añade una muralla exterior con tres torres. Todos los accesos son dotados de medios de defensa. A partir de ese momento la vocación de la ciudadela es esencialmente militar y la población civil se instala, hacia 1260, en lo que es la ciudad moderna actual.


_

Carcasona se convierte en la piedra angular del sistema de defensa, conjuntamente con Aguilar, Puilarens, Queribus, Peyrepertuse y Termes, cinco plazas fuertes llamadas -los hijos de Carcasona-. En 1659, se firma el Tratado de los Pirineos, que incorpora el Russillon a la corona de Francia. A consecuencia de este, Carcasona pierde su importancia estratégica, ya que la frontera se desplaza hacia el sur. Desde esta época la ciudad solo sirve como deposito de armas y de cuartel y poco a poco es abandonada. Al comienzo del siglo XIX el ejercito convierte la ciudadela en una cantera y decide vender sus piedras. Prosper Merimee es el primero en manifestar su contrariedad hacia 1835. 20 anos mas tarde Viollet-le-Duc comienza los trabajos de restauración. Estos trabajos, conducidos según las ideas del siglo XIX, no respetan siempre la arquitectura original. Pero hay que rendir homenaje a Viollet-le-Duc, sin el cual la ciudad de Carcasona no existiría mas.