Viajes por lugares

ESPAÑA

Jaén

Sierra de Mágina

Montes Mágina y Jaén

Se puede dejar el coche en la Ermita de la Fuensanta, donde hay un área recreativa y también fuente (Muy bonito). Andando por la carretera dirección Cambil, a eso de 500 metros,
hay un desvío a la derecha (Letrero que pone nacimiento del Gargantón), por lo que seguimos por una pista (también se puede llegar hasta aquí en coche). Esta pista va subiendo lentamente en forma de zig-zag hasta llegar a una brecha (1,15 horas) Desde aquí se puede divisar la base de la sierra de Mágina, por donde continúa la pista.
Inicio del recorrido. La pista que nos conducirá hasta la base.
Nosotros, una vez llegados a la base, vamos a abandonar la pista y subir campo a través hasta llegar a la primera cumbre, a la derecha (Mágina 2.67 m). Esta subida es bastante fuerte, por lo que hay que tomárselo con calma. Otra solución es la de continuar la pista hasta un collado, y de allí subir al monte, pero la subida es más fuerte y hay bastante roca, teniendo que trepar en algunos tramos. Una vez llegado a Mágina, vamos cresteando para llegar a Peña Jaén (2.130 m).
Base de los montes Mágina y Jaén
Desde la cima de cualquiera de las dos cumbres, podremos ver un panorama espléndido, divisándose al fondo Sierra Nevada con sus cimas (Mulhacén, Veleta). Delante de Sierra Nevada, Peña de la Cruz y algunos montes más.

La vuelta se puede hacer por donde hemos venido o bien bajando por la vertiente Sur, donde llegamos al collado donde está el final de la pista, y bordear el Cerro de la Serrezuela.
Cerca de la cima. Al fondo Sierra Nevada
Esta última opción está sujeta a un poco de aventura, improvisación y camino bastante cerrado, llegando a la carretera y remontando hasta la Ermita de la Fuensanta de nuevo. En cualquiera de los dos casos, la bajada lleva tiempo, por lo que hay que armarse de un poco de paciencia. Se recomienda ir muy temprano para evitar el calor, y llevar buena provisión de agua.
Bajada por la otra vertiente