Viajes por lugares

ESPAÑA

Pirineos

Valle de Tena

Foratata

Partiendo de la parte alta de Formigal, en la llamada zona residencial, y al lado de un refugio/chalet (1.650 m), empieza el recorrido con un PR, y cuyas señales amarilla y blanca nos acompañarán hasta el collado de Forato (2.040 m – 1 h 15 min).
La subida hasta este collado es más o menos llevadera. Una vez llegado al collado, abandonamos las señales para 

seguir por la loma derecha, llegando a la cresta del Foratata, la cual es una explanada muy agradable de andar. A 

través de esta, se llega a la base de la Peña más lejana. El camino sube entre la roca, y marcado con mojones, 

para acceder a una gran brecha que hay a la derecha del monte. Esta brecha es cortada al principio por una corta 

chimenea que se puede superar por diversas partes, o directamente (con cuidado). Una vez superada esta. se sube 

por la brecha con piedra suelta, para llegar enseguida a un collado. Desde aquí divisamos dos chimeneas, la de la 

izquierda, muy limpia y la derecha con un árbol en mitad de ella. Ascendemos por esta última, superando un 

bloque empotrado en extraplomo. Después de esto la chimenea no tiene apenas dificultad, llegando al árbol, 

donde iniciaremos la segunda reunión. La segunda chimenea es más laboriosa, pero con suficientes agarres como 

para no apurarse. Eso si, conviene meter algún seguro a mitad de ella. Una vez llegado aquí la ruta es más 

sencilla, yendo por la cresta, o en diagonal hasta la cumbre (3 h).
La bajada de estas dos chimeneas se pueden realizar con sendos rapeles, utilizando una cuerda de 40 m.
Mínimo. 2 h 30 min para la bajada. También es necesario unos lazos largos y mosquetones.