Japón: Vegésimo día

Vigésimo día en Japón. Aprovechamos la mañana en Hiroshima para ir a la isla de Miyajima, Patrimonio de la Humanidad. Tenemos que acercarnos primero en tren y después en ferry unos minutos. La isla es preciosa, y desde el ferry se empieza a ver el enorme Torii que vigila la entrada de los visitantes. Ya en tierra, lo primero que hacemos es acercarnos a este gran Torii lo más cerca posible. Cuando la marea está baja es posible ir y tocarlo.

Después, el interior del Santuario Itsukushima, con unas vistas en primera fila del mar preciosas. Resto del tiempo, pasear y ver las decenas de tiendas con recuerdos y restaurantes de todo tipo.

A la tarde, despedida de Hiroshima y llegada a Kyoto. Se nos están acabando las vacaciones, pero nos resistimos a ello intentando ver todo lo posible y estar con esta gente tan educada, atenta, sonriente y servicial entre otros adjetivos. Vamos, igual que nosotros.

Tori en la isla Miyajima

Sake como ofrenda a los dioses

Kimonos por la calle como que no quiere la cosa