Magallanes

Biografía de los grandes exploradores de la historia

Orellana, Francisco de (1.511 - 1.546)

Francisco de Orellana. Aventurero español que consiguió ser el primero en realizar el descenso del Amazonas. Nacido en Trujillo (Cáceres), de espíritu joven o impetuoso, Orellana fue amigo e, incluso, algunas biógrafas dicen, familiar de los Pizarro. Alrededor de 1.527 llega por primera vez a América (Nicaragua y Panamá) para continuar poco después hacia Perú con el fin de unirlo a Francisco Pizarro y ayudarle en sus conquistas. Pronto destacó par sus cualidades guerreras, lo que le hizo perder un ojo en Guayaquil (después sería conocido como "el tuerto del Amazonas") en lucha con las guancaviles.

En ese afán conquistador, Orellana permaneció durante un tiempo bajo la sombra omnipotente de Francisco Pizarro - fue su lugarteniente - hasta que, a las treinta año inició, con el hermano de éste, Gonzalo Pizarro, una expedición a. la búsqueda del "país de las Amazonas", de la especie de la canela y del mítico tesoro de El Dorado. En un viaje que discurrió en medio de grandes dificultades, acompañado tan sólo por cincuenta y siete hombres, Orellana consiguió, atravesando zonas cenagosas y al ataque de las tribus locales, seguir delante de la confluencia de los ríos Caca y Napo y, por ultimo, alcanzar el delta del gran río, desde donde tardaron otras quince días en hacer la travesía hasta la isla Margarita en la costa de Venezuela.

Pocos viajes en la historia de la exploración tuvieron que hacer frente a tantas adversidades como las que surgieron en éste. El viaje terminó en setiembre de 1.542. E1 consejo de Indias le concedió el título de adelantado de la Nueva Andalucía y un permiso para preparar una nueva expedición. Salió nuevamente do la metrópoli en 1.546, pero esta vez no con tan buen fortuna, pues de cuatro barcas que llevaba sólo se salvó una en la travesía hasta América. Con él intentó remontar el río pero, al igual que le ocurrió a la mayoría de las miembros de la expedición que le acompañaba, murió de fiebres poco después.

Fuente: Txema García