Magallanes

Biografía de los grandes exploradores de la historia

Nuñez Cabeza de Vaca, Alvar (1.507 - 1.599)

De familia originalmente campesina, Alvar Nuñez Cabeza de Vaca ya muy joven -con diecinueve años- se embarcó como tesorero y alguacil mayor en la expedición mandada par Pánfilo de Narvaez con el objetivo de colonizar las costas de Florida, y el golfo de México. Durante ocho largos años, tras sufrir muchas peripecias y penalidades, naufragios y hambres, Cabeza de Vaca y otros pocos supervivientes recorren gran parte del actual territorio de Texas, remontan el río Grande, pasan cerca de Monterrey, atraviesan el río Bravo por encima de su unión con el Pecos, cruzan Sierra Madre y vuelven por el mismo río hasta Sonora y, de allí, a la ciudad de México.

La dureza del viaje es tal que, de todo el grupo inicial, solamente tres compañeros quedan vivos cuando regresan a la península. De todas sus impresiones en este viaje escribe un libro alucinante ("Naufragios", Ediciones Jaguar en el que relata su convivencia con distintas tribus aborígenes, los cuidados que reciben de algunas de ellas, y su labor como "milagrero" sanando indígenas, lo que hace que toda una comitiva les siga durante meses. El fue además, por ejemplo, el primer europeo que vio y describió las inmensas manadas de bisontes y búfalos que pastaban en estas tierras de América del Norte.

De vuelta a la metrópoli, Cabeza de Vaca logra una capitulación por la que es nombrado adelantado y gobernador de la provincia del río de la Plata. Vuelve al continente americano, desciende el valle del río Iguazu hasta su confluencia con el Paraná y llega a Asunción en 1.542. Hombre honrado en comparación con la corrupción que se había extendido por aquellas tierras, con un trato de favor hacia los indios, pronto sus hombres se rebelan contra él y le encierran hasta que es enviado, de nuevo, a la metrópoli donde, durante otros ocho largos años, tiene que esperar a ser juzgado par el Consejo de Indias. Finalmente se le impone una pera de destierro en Orán y la pérdida de su cargo. Después, es absuelto y nombrada miembro del Tribunal Supremo en Sevilla, donde muere convertido en prior de un convento.

Fuente: Txema García