Magallanes

Biografía de los grandes exploradores de la historia

Groussac, Paul (1848-1929)

Historiador, crítico y novelista, Francois-Paul Groussac nació en Tolouse, Haute Garonne (Francia) el 15 de febrero de 1848. Inició estudios en el liceo de su ciudad natal y rindió examen de ingreso en la Escuela Naval de Brest, donde fue admitido pero no se incorporó por la seducción que ejerció en si espíritu la idea de realizar un viaje alrededor del mundo, que al final terminó en París, al quedar exhaustos sus bolsillos. Su orgullo no le permitió regresar al hogar paterno y optó por dirigirse a Burdeos, de donde se embarcó rumbo a Buenos Aires.
Allí llegó en febrero de 1866, tenía 18 años, ignoraba el idioma y carecía de profesión, pero poseía sólidos conocimientos clásicos.

Trabajó como ovejero en San Antonio de Areco, estudió la lengua española y, en 1870, obtuvo una cátedra de matemáticas en el Colegio Nacional fundado por Mitre. Sus colaboraciones en distintas
publicaciones le obtuvieron el ofrecimiento de Cátedras en el Colegio Nacional de Tucumán en 1871, donde se desempeñó hasta 1874, año en que fue expulsado tras la publicación de un artículo titulado El Colegio Nacional. Su decadencia y ruina.

De 1874 a 1878 fue inspector nacional de educación y en este último año asumió la dirección de la Escuela Normal de Tucumán. El 8 de marzo de 1883 inició un viaje a Europa, donde conoció a Emilio Zola, Edmundo Gongourt, Victor Hugo y otros escritores. De regreso al país se desempeñó como Inspector de enseñanza secundaria, intentando reorganizar el personal de enseñanza y reformar el plan de estudios. En 1885 fue designado Director de la Biblioteca Nacional, donde emprendió dos publicaciones memorables, La Biblioteca y Los Anales.

En 1925 tras años cargados de trabajos, perdió la vista y, cuatro años más tarde, falleció, el 27 de junio de 1929.
Entre sus obras que se destacan por su prosa admirable, cabe mencionar Ensayo histórico sobre el Tucumán, Fruto vedado, Del Plata al Niagara, La Biblioteca Nacional de Buenos Aires, Santiago de Liniers, Conde de Buenos Aires y Mendoza y Garay.

Fuente: Txema García