Magallanes

Biografía de los grandes exploradores de la historia

Eberhardt, Isabelle (1.877 - 1904)

Isabelle Eberhardt. También conocida como "La Novia del Sahara", "La Rebelde" y "Laila Mahmuda". Una mujer singular que nació en Ginebra, hija ilegítima de Alexander Trophimowsky, sacerdote de la iglesia ortodoxa rusa que profesaba un nihilismo extremo y que cultiva la amistad del anarquista Mikhail Eakunin. Su madre, Nathalie de Morder, fue una aristócrata alemana. De esta extraña simbiosis surgió la personalidad de Isabelle Eberhardt que, desde que era una niña se educó en la estricta disciplina libertaria de su precepto Trophimowsky, con quien aprende idiomas (griego, latín, turco, ruso, árabe, alemán, italiano…) además de filosofía, literatura, geografía, química y medicina. Pronto se enciende su pasión viajera.

Entabla relación con intelectuales árabes y, en 1.897, junto con su madre, se dirige a Bone, en el norte de Argelia. Ambas se convierten al Islám. Poco después muere su madre y se traslada a Argel. Se funde con el paisaje y el paisanaje. Así, mientras sumerge su condición femenina en el fervor religioso, por las noches se trasviste y frecuenta la barahúnda de los cafés de la kasbah. Seduce a los hombres mediante su androginia. Viaja a los desiertos de Túnez y, cuando cree alcanzar la calma, vuelve a Marsella. Sin embargo, la llamada del desierto es demasiado fuerte pomo para no oírla. Disfrazada de hombre y montando en su caballo Suf, vuelve al desierto. Se une a Ehuni Sliméne, en una relación que provocará escándalo tanto en la comunidad europea como en la árabe. Y hace años que escribe, siguiendo el ejemplo de Pierre Loti.

La vida de Isabelle transcurre de sobresalto en sobresalto. Se viste de hombre, participa en peleas y borracheras, fuma kif, mantiene numerosos amoríos… Participa también en un intento de "colonización pacifica" del su oranés. En 1.904 cae enferma de gravedad, a consecuencia de la malaria, el tifus, el paludismo y la sífilis. Antes de morir deja una buena colección de escritos y reportajes en los que relata sus periplos y su experiencia con la civilización árabe.

Fuente: Txema García