Magallanes

Biografía de los grandes exploradores de la historia

Clark Ross, James (1.800 - 1.862)

Con sólo once años James Clark Ross entró a formar parte de la Marina británica y durante cinco años fue instruido por su tío Sir John Ross. Entre 1.819 y 1.827 se unió a Edward Parry en cuatro expediciones al Ártico y, más tarde, continuó él mismo como comandante explorando nuevas zonas de este continente. En 1.831 Ross localizó la posición del polo norte magnético en la Península de Boothia, en Canadá. En 1.839, junto con su amigo Francis Crozier toma el mando del "Erebus" y del"Terror", dos barcos de trescientas setenta y trescientas cuarenta toneladas, respectivamente, con el objetivo de explorar el océano Antártico. Las dos embarcaciones estaban muy bien equipadas y preparadas para hacer frente a las inclemencias atmosféricas de esta parte de la Tierra. Durante dos meses permanecieron en las Islas Kerguelen, donde un grupo de oficiales realizaron mediciones magnetométricas y astronómicas. Nada más dejar las islas, una tormenta separó a los dos buques y el "Erebus" perdió a su contramaestre.

El viaje a Tasmania estuvo lleno de dificultades. Una vez llegaron a esta isla construyeron un observatorio en Hobart. Después continuaron hacia las islas Auckland. El 30 de diciembre de 18.41 consiguen cruzar el Círculo Antártico y, veintidós días después, alcanzan la misma latitud que dieciocho años antes logró la expedición de James Weddell. Divisan las islas Franklin. A partir de aquí, la navegación se hace extremadamente difícil. Decide volver cuando todavía el regreso es posible. Sin embargo, en noviembre del año siguiente vuelve a intentar la penetración en aguas más hacia el sur a través de las grandes masas de hielos a la deriva.

Una tormenta provoca la colisión entre ambos barcos. A pesar de ello, consiguen volver a las islas Falkland. Aún haría un tercer intento de penetrar en el Mar de Weddell que, como los anteriores, acabó en fracaso. Durante muchas décadas sus viajes constituyeron un hito en la historia de las expediciones al continente antártico.

Fuente: Txema García