Magallanes

Biografía de los grandes exploradores de la historia

León el Africano (Granada 1485 - Túnez 1554)

León el Africano. Geógrafo y viajero musulmán. Viajó mucho por todo el norte de Africa durante su juventud, penetrando hasta Tombuctú y el valle del Níger. En un viaje en que regresaba de Egipto fue capturado por unos piratas que lo entregaron al papa León X. El papa se acostumbró a la grata compañía del moro y tras retenerlo como prisionero durante un año, lo dejó libre. Se convirtió al cristianismo y fue bautizado Juan Leo. Favorito de los literatos de Roma, permaneció en aquella ciudad varios años, tras aprender latín e italiano. En 1526 terminó su voluminosa Descripción de Africa, que hasta el siglo XIX fue la única fuente de información para los europeos sobre el Islam, y obra que todavía es consultada por historiadores y geógrafos.

Regresó a Túnez y volvió al seno del la fe musulmana. Hablar de León el Africano es, en primer lugar, hablar de un hombre real, de alguien que existió. Pudo ser un cristiano que se convirtiera al Islam o un musulmán que se hiciera cristiano… Para mí la cuestión no es explicar una evolución sino presentar un hombre que es al mismo tiempo varias creencias, que coexisten perfectamente. El es musulmán, algo judío -por sus antepasados- y cristiano. En la primera página de mi libro León el Africano aparece un párrafo que dice: «Todas las lenguas, todas las plegarias me pertenecen, más yo no pertenezco a ninguna». Es León el Africano. Este también soy yo. (Amin Maalouf).

Los textos del Islam no se diferencian de los textos de otras religiones monoteístas. El Islam es una religión que siempre ha impulsado el conocimiento y durante siglos la gente se tomó esto verdaderamente en serio. Viajaban para buscar el conocimiento. El Profeta les decía: «Buscad el conocimiento incluso en China». ¡Y China no era precisamente musulmana! Decía: «Buscad el conocimiento fuera del Islam». Nunca dijo: «Buscad el conocimiento dentro del Islam». Existe una frase que me gusta en particular: «La tinta del sabio tiene más valor que la sangre del mártir». Creo que es una frase significativa. Puedo equivocarme, pero pienso que no existe nada en la esencia de las religiones que permita decir: esta religión evolucionará y ésta no. Es la evolución de las sociedades la que explica los cambios. Podría mencionar muchos aspectos en los cuales el Islam ha estado en vanguardia respecto a otras religiones. (Amin Maalouf). Fuente: http://www.mgar.net/var/explasia.htm

Fuente: Txema García