Magallanes

Biografía de los grandes exploradores de la historia

Tudela, Benjamín de (1.127-1.173

Benjamín de Tudela. Judío que vivió en la ciudad medieval de Tutera (Nafarroa-Navarra) en el siglo XII. Su nombre ha alcanzado fama universal al haber escrito en hebreo un importante Libro de Viajes, en el que describe la ruta que realizó desde su lugar de origen hasta Oriente Medio, visitando a lo largo de todo este itinerario diferentes comunidades judías. De su vida se sabe más bien poco, ya que este libro es la única fuente de la que se dispone. A partir de esas evidencias, el inicio de sus viajes puede situarse entre 1.159 y 1.167, época en la que reinaba Sancho VI "El Sabio" y, su regreso, entre los años 1.172 - 1.173.

También se desconoce la finalidad de estos viajes aunque se cree probable, y así se ha sugerido, que Benjamín de Tudela era un comerciante de piedras preciosas, ya que en mas de una ocasión muestra un gran interés por el comercio del coral. Su periplo comienza en la ciudad de Tutera, para descender por el valle del Ebro a Zaragoza, Tortosa, Tarragona, Barcelona y, vía Gerona, penetrar en Provenza. Después, embarca en Marsella y viaja a Génova, Pisa y Roma para, desde allí, continuar viaje hacia Grecia, detenerse en Constantinopla, cruzar el Egeo, visitar las Santos Lugares, Damasco, Bagdad… En sus relatos parece probable que viajara a lo largo y ancho de Mesopotamia y Persia, aunque en estas citas abundan los materiales legendarios.

También habla, con cierta fantasía, de china, India y Ceilán. Ya en el camino de vuelta, Benjamín de Tudela hace una profunda descripción de Egipto y, en forma especial, de las distintas comunidades judías de El Cairo y Alejandría, ciudad en la que embarca para arribar a Sicilia, dejando también de Palermo una descripción cuidadosa y pintoresca. Desde allí, regresa seguramente

por mar a Tutera, aunque en sus descripciones finales hable de las formas de vida que llevan los judíos en Alemania y el norte de Francia, lo cual, seguramente, no eran sino relatos que habría recogido a lo largo de su viaje.

Fuente: Txema García