Magallanes

Biografía de los grandes exploradores de la historia

Raleigh, Walter (1.552 - 1.618)

Walter Raleigh. Explorador y aventurero inglés, nacido en Devon. Tras de una breve educación en el Oriel College marchó a luchar contra los hugonotes franceses y participó en la batalla de Jarnac. Después acompañó a su hermanastro Humphey Gilbert en expediciones piratas contra los galeones españoles. Tras varias operaciones que acabaron en desastre, Raleigh fue enviado comoo capitán al mando do una compañía de soldados para sofocar varias insurrecciones en Irlanda.

En 1.581 retorna a Inglaterra y consigue llegar a ser el favorito de la reina Elisabeth que le recompensa y le colma de riquezas y honores, dándole el título de sir. Con el dinero ganado financia una expedición de Gilbert en la cual se descubre Newfoundland.

En 1.589, Raleigh toma parte en otra expedición hasta las costas de Portugal con el objetivo de fomentar una revuelta contra el rey español Felipe II, que finalmente fracasa. Sus relaciones con una doncella de la reina le llevan a ser recluido durante un tiempo en la Torre de Londres, hasta que su casa con ella. En 1.595 se embarca en un viaje a América atraído par las fabulosas historias que en aquella época se contaban alrededor do los tesoros de El Dorado.

No encuentra oro pero si, en cambio, escribe un libro ("El descubrimiento de la Guayana") en el que cuenta, en un estilo rnás romántico que realista, los avatares sucedidos en este viaje y que se convierten en una de las mejores narraciones de asta apoca. Un año más tarde alcanza la gloria al triunfar una expedición suya contra Cádiz, la que le convierte en un modelo para las clases navales y todos aquellas que buscan en esto tipo de asaltos una forrma de encontrar ganancias rápidas, Sin embargo, la muerte de la ruina Elisabeth poco después marca el inicio del ocaso de su estrella. Uno por unos, los privilegios acumulados, van desapareciendo. Incluso le acusan de haber tomado parte en una conjura contra su sucesor James I. Durante trece años es recluido en la Torre de Londres. Aún habría de realizar una nueva expedición a la Guayana en busca de oro, y en la que perdió la flota y a un hijo. Murió ejecutado a su vuelta en 1.618.

Fuente: Txema García